Cableado estructurado: Una solución para el presente y el futuro



Cableado estructurado: Una solución para el presente y el futuro

17/01/2023
Compartir



Quizás muchos no lo saben, pero el cableado estructurado es el conjunto de cables, conectores, patch panels, gabinetes, bandejas y todos los componentes pasivos que componen la infraestructura de telecomunicaciones que sostienen las mismas para todos los componentes presentes en la red y siguen un estándar en su diseño, fabricación, instalación y mantenimiento. 

El concepto nació en el año 1983, cuando Bell Laboratories desarrolló el primer “Sistema de distribución para edificios” (Premises Distribution System, PDS). Fue el punto inicial de una tecnología que ha ido evolucionando con el tiempo para soportar mayores velocidades y arquitecturas de red más complejas.

Hoy en día, cuando el mundo está pensando en los edificios y las ciudades del futuro, la eficiencia de una red resulta fundamental.

Todo comenzó en los años 80

Hace más de 50 años, fábricas, hoteles, colegios, universidades u hospitales, entre otros, han incorporado a sus funcionamientos dispositivos que necesiten comunicarse con otros dispositivos o controles centralizados.  Por mucho tiempo cada fabricante desarrollaba sus equipos con tecnologías propietarias o se acogía a protocolos ya desarrollados de comunicación y tipos de cableado de acuerdo a las necesidades de sus componentes.

“Antiguamente los componentes de red utilizaban protocolos de comunicación propietarios cerrados, protocolos diseñados para cubrir una o múltiples necesidades específicas del componente como velocidad de lectura, escritura, temperatura de operación, distancias entre ellos, etc. Protocolos diseñados para integrarse solo con componentes que utilizaran el mismo sistema cerrado, el cual solo era utilizado por una marca específica o algún tipo de componente específico. Cuando se requería integrar estos con otros de diferentes marcas o más nuevos o antiguos resultaba muy costoso, difícil o imposible. Este problema presentaba un gran desafío: se debía lograr la comunicación entre componentes de forma nativa. Debido a esto nacieron los estándares de comunicación que han evolucionado hasta hoy”, explica Sebastián Morales, Product Manager de Scharfstein.

Los cambios del mundo moderno

Hoy todo se centra en protocolos más estándar y el cableado estructurado permite sostener estos protocolos. Un estándar internacional, es un set de normativas que indican cómo se debe diseñar, fabricar, instalar y mantener los componentes de un sistema de red, para que las cosas funcionen como tú quieres que funcionen. Cada proyecto tiene una necesidad distinta. La red de un hospital es distinta a la de un gimnasio o la de un recinto militar,  y el estándar a seguir también es distinto y específico a cada tipo de operación.

Seguir estándares evita grandes problemas al operador de los sistemas de red, ya que no es necesario que conozca y opere los diversos sistemas que confluyen en un edificio, lo que ayuda a evitar riesgos que puedan perjudicar el funcionamiento de los recintos y perjudicar el bienestar de la comunidad.

 Una arteria de alta calidad

Scharfstein, empresa que viene ofreciendo soluciones tecnológicas desde el año 1947, trabaja con los mejores productos certificados internacionalmente y con altos estándares como cables estructurados UTP interior/exterior CAT6, CAT6, módulos, conectores, gabinetes, ordenadores, patch panes, face plates y todos los artículos para una completa red de datos y voz.

Ejemplos de su trabajo están en el Hotel One de Las Condes; la municipalidad de Lo Espejo –donde se hizo una red completa de todos los edificios municipales, mejorando notablemente la calidad de la red– y el Hotel Versalles de Puerto Montt, entre otras inmediaciones.

“El cableado estructurado es la autopista que puede conectar dos o más componentes del sistema de red. Si la autopista es de mala calidad, no importa que inviertan en equipos de alta gama, nunca se podrá aprovechar la performance del equipamiento, siempre  existirá un embudo que limitará las capacidades de los equipos de telecomunicaciones. El cableado estructurado es muy importante para diseñar y proyectar soluciones tecnológicas de calidad, brindando una proyección de vida de 20 años. Si esto queda mal, todo funcionará mal por mucho tiempo”, explica Sebastián Morales.

¿Qué es una  buena solución?

En conclusión, una buena solución de cableado estructurado permite que todos los componentes de la red trabajen con la performance bajo la cual se pensó, aprovechando así todas las características del equipamiento, según las necesidades de hoy y del futuro.  Un sistema de red está diseñado para durar en el tiempo, el equipamiento activo está diseñado para trabajar al menos 10 años y el cableado para soportar a los equipos de red por lo menos 20 años, por eso, al momento de seleccionar, diseñar y especificar soluciones de red, es importante apoyarse en empresas líderes del mercado como Scharfstein. 



¿Quieres profundizar más sobre este tema?

Escríbenos. ¡Estaremos encantados de ayudarte!





Suscríbete para estar siempre informado


SUSCRIBIRME


Cero spam, solo lo que necesitas saber


Artículos relacionados